10 estrategias eficientes para negociar con proveedores

22 min de lectura
Anton Budon
15 de Enero de 2024
Última actualización: 19 de Febrero de 2024
10 estrategias eficientes para negociar con proveedores

Negociar con proveedores es un juego de intereses, que va más allá de la simple transacción comercial. El desafío radica en lograr la satisfacción de las necesidades de ambas partes y lograr una colaboración mutuamente beneficiosa. Para ello, se busca forjar relaciones duraderas basadas en la confianza y la transparencia.

La investigación minuciosa y la comunicación bidireccional son dos pilares esenciales a la hora de negociar con éxito con proveedores. Sin embargo, no son las únicas variables que deberías tomar en consideración. El proceso de negociación, alejado de lo que muchos creen, va más allá de cifras y contratos, es la piedra angular para el éxito a largo plazo tanto de la empresa como del proveedor.

Puedes aprovechar las técnicas efectivas de negociación con proveedores para reforzar las relaciones con ellos y crear una conexión profunda. Así, la negociación se convierte en una manera de fortalecer vínculos. Toma nota de las mejores prácticas en negociación de contratos con proveedores que compartiremos contigo a continuación.

1. Investiga y entiende el negocio de cada proveedor para encontrar puntos en común

Al negociar con proveedores, el primer paso es elaborar una profunda investigación sobre cada uno de ellos. De este modo, podrás comprender su posición en el mercado y la manera en la que trabajan. Sin lugar a dudas, esto te permitirá negociar desde un punto de vista informado, algo vital para alcanzar el convenio más beneficioso posible para tu organización. Indaga en la historia del proveedor; esto implica conocer cuándo ha comenzado a operar, cómo ha sido su evolución a lo largo de los años y, por supuesto, cualquier hito significativo. Así, serás capaz de dilucidar su trayectoria y estabilidad. No obstante, hay muchas otras variables que deberías observar.

Examina los servicios y productos ofrecidos, prestando atención no solo a su calidad y características, sino a su propuesta diferencial. Analiza los informes financieros y busca comprender su salud económica para evitar potenciales riesgos para tu negocio. Por otra parte, estudia su visión y sus valores para asegurarte de que pueden alinearse con los de tu compañía. Identifica fortalezas y debilidades. Ser consciente de estas últimas es una de las estrategias de reducción de costos en negociaciones más extendidas, ya que puedes emplear dicho conocimiento para obtener condiciones más favorables. Por último, entiende los desafíos que enfrenta y los objetivos que tiene; es posible que sean similares a los tuyos. Esta exhaustiva investigación te permitirá encontrar un territorio en común sobre el cual cimentar la construcción de relaciones sólidas con proveedores.

2. Invierte tiempo en la construcción de relaciones sólidas con proveedores

La confianza es un pilar fundamental en cualquier relación, sea personal o comercial. Cuando se carece de la misma es imposible llevar los intercambios de opiniones a buen puerto, ya que ambas partes sienten que no pueden depender la una de la otra. La tensión se percibe en el aire y esto dificulta la colaboración y la comunicación. Así, los malentendidos y los obstáculos proliferan, y la incertidumbre y la sospecha crece. Para evitar este panorama negativo y negociar con éxito con proveedores, deberías construir una buena relación con cada uno de ellos.

Establece canales de comunicación claros y bidireccionales. Escucha a cada proveedor y presta atención a sus expectativas, comentarios y sugerencias. Abre las puertas a la retroalimentación constructiva. Sé honesto respecto a tus necesidades y deseos, y busca comprender aquellos de quien tienes enfrente. Valora cada asociación comercial mediante el interés genuino por la otra empresa y quienes trabajan en ella. Establece una conexión verdaderamente significativa y no dudes en trabajar codo a codo con tus proveedores cuando surjan desafíos. Demuestra que estás comprometido con el éxito conjunto y no dudes en celebrarlo. Invierte tiempo y esfuerzo en sembrar la confianza para, más tarde, cosechar relaciones sólidas y mutuamente beneficiosas.

  

¿Buscas una herramienta para trabajar con las negociaciones?    

   Prueba gratis Bitrix24   

3. Sé claro sobre tus expectativas y requisitos para evitar malentendidos

Una de las tácticas para acuerdos a largo plazo con proveedores que deberías poner en práctica desde hoy es fomentar la comunicación transparente desde el inicio de cada relación. Como hemos mencionado en el punto anterior, la comunicación efectiva es clave para establecer expectativas claras y minimizar el riesgo de malentendidos. Para ello, es importante que antes de negociar con proveedores, clarifiques cuáles son tus objetivos. ¿Qué necesitas? ¿Qué estás dispuesto a ceder durante las conversaciones? Una vez tengas las respuestas a estas preguntas, podrás explicar sin rodeos cuáles son tus expectativas en términos de estándares de calidad, requisitos de cantidad, plazos de entrega, formas de pago y cualquier otro aspecto crucial para tu negocio.

Demuestra que sabes lo que quieres. Deja en claro tus expectativas, sin ambigüedades. Emplea para ello un lenguaje conciso, alejado de la jerga especializada. Tu meta es que el proveedor entienda al 100 % qué esperas de él. Reduce las interpretaciones erróneas repreguntando para asegurarte de que estáis los dos en la misma página. Por otro lado, sé honesto con las limitaciones para cumplir con ciertos términos. No dudes en dejar en claro tu presupuesto, tus requisitos de sostenibilidad o tu capacidad de almacenamiento. Esto permitirá negociar con proveedores sobre una base real, encontrando soluciones prácticas a cualquier problemática que pudiera presentarse. No deberías subestimar la importancia de tus habilidades de comunicación para negociar con proveedores. De ellas depende lograr la alineación total de tu negocio con el proveedor escogido.

4. Analiza el valor total que te brinda el acuerdo y no solamente el precio

Los expertos sostienen que el análisis global del acuerdo es una de las mejores prácticas en negociación de contratos con proveedores. Al negociar, es posible que te centres en el precio ofertado por los proveedores, intentando que el mismo encaje con el presupuesto disponible. Sin embargo, esto es un error que no deberías cometer. Toma también en consideración la calidad del producto o servicio ofrecido. Recuerda que impacta directamente en la satisfacción del cliente, la durabilidad del producto y, por lo tanto, la reputación de tu compañía.

Otro punto a considerar es la atención al cliente que brinda cada proveedor. Piensa de qué manera es capaz de responder a tus necesidades, ayudarte frente a potenciales problemas y desafíos, y ofrecerte asistencia. Un servicio personalizado puede brindarte una experiencia mucho más satisfactoria.

Por otra parte, evalúa la puntualidad y la confiabilidad de entrega para no ver afectadas tus operaciones. Considera la capacidad de innovación del proveedor y cómo esta puede ser un activo valioso en el largo plazo. Verifica si el proveedor cumple con las regulaciones y los estándares de la industria. Por último, analiza si existen costos adicionales que podrían encarecer el precio, como impuestos, costos de envío, gastos extra asociados a garantías u otras variables. Como ves, a la hora de negociar con proveedores, es mejor contemplar el panorama general, en lugar de enfocarte solamente en el precio. El sourcing estratégico y la negociación inteligente te permitirán no solo buscar costos competitivos, sino evaluar el valor total del acuerdo.

10 estrategias eficientes para negociar con proveedores

5. Sé flexible y abierto para cerrar una negociación que sea mutuamente beneficiosa

Si bien es imprescindible que emplees tus habilidades de comunicación para negociar con proveedores e informar de tus deseos y expectativas, también lo es que manifiestes una actitud abierta. Tus demandas son válidas, pero debes exhibir flexibilidad para encontrar un punto medio que beneficie tanto a tu empresa como al proveedor. No dudes en explorar nuevos enfoques o buscar soluciones creativas. Abre tu mente y aléjate de las posiciones rígidas. Los enfoques de negociación ganar-ganar con proveedores suelen dar lugar a relaciones a largo plazo mucho más satisfactorias y beneficiosas para ambas partes.

Fomenta un ambiente colaborativo y muéstrate dispuesto a trabajar juntos para encontrar terreno común. Escucha ideas y adáptate a las nuevas circunstancias. Posiciónate como una persona comprensiva y dispuesta hacia la resolución de problemas. La gestión de expectativas de proveedores y de tu propio negocio no es sencilla. Sin embargo, es esencial de cara a sentar las bases a futuras colaboraciones. Establece un precedente positivo para que la relación comercial sea duradera. Negociar con proveedores no significa imponer lo que uno desea, sino buscar un equilibrio entre las necesidades y las expectativas de las dos partes.

6. Aprovecha el volumen para negociar con proveedores descuentos o mejores términos

Emplear el volumen del pedido como una base al negociar con proveedores no es únicamente una de las mejores estrategias de reducción de costos en negociaciones, sino también una forma efectiva de obtener un buen retorno de la inversión y maximizar, así, las ganancias de tu empresa. Por lo tanto, ¿a qué esperas para poner en práctica esta táctica y aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece? Al comprometerte con volúmenes más grandes, le proporcionas al proveedor la certeza de ingresos a largo plazo. Esto puede motivarles a invertir en la optimización de procesos y operaciones, pudiendo así ofrecerte precios más competitivos.

Por otra parte, te eriges en una posición sólida para negociar descuentos por cantidad y formas de pago más beneficiosas. En general, los proveedores suelen estar dispuestos a ofrecer descuentos, tarifas escalonadas, plazos de pago extendidos o condiciones de pago personalizadas que se ajusten mejor al flujo financiero de tu compañía. Cabe mencionar que al centralizar tus operaciones con un proveedor, estás demostrando tu lealtad hacia él y, por lo tanto, fortaleciendo una relación comercial que puede dar sus frutos en el mediano o largo plazo.

7. Mantente informado sobre las condiciones actuales del mercado para negociar términos justos y competitivos

Estar al tanto de las tendencias del mercado te proporciona una ventaja estratégica notoria al momento de negociar con éxito con proveedores. Al entender en profundidad las condiciones que afectan a la industria en la que te desenvuelves, puedes personalizar tus tácticas para acuerdos a largo plazo con proveedores. Esto implica adaptarte a las preferencias del consumidor, y responder a los cambios de la oferta y la demanda, pero también saber cuáles son los elementos o circunstancias que impactan en los precios y las condiciones comerciales.

Un verdadero aprovechamiento del conocimiento del mercado en negociaciones implica identificar oportunidades emergentes y, también, riesgos posibles que podrían dañar a tu negocio. De este modo, podrás ajustar tus estrategias de negociación para mitigar desafíos o capitalizar tendencias. Adaptar la manera de negociar con proveedores según datos y hechos concretos puede repercutir en reducciones de costos, pero también en asociaciones más sólidas con tus proveedores al obtener acuerdos justos y competitivos para ambas partes.


8. Prepara un plan de respaldo en caso de no ver satisfechas tus necesidades

En todo proceso de negociación, debes estar seguro de hasta dónde estás dispuesto a adaptarte. Si bien en el punto cinco de este artículo hemos señalado que la flexibilidad es crucial al momento de negociar con proveedores, también lo es ser leal a las necesidades de la compañía. Básicamente, deberías desarrollar escenarios alternativos que te permitan estar preparado para los diferentes obstáculos que podrían presentarse durante el proceso. Determina cuáles son las expectativas y las necesidades innegociables, y ve a por ellas.

En paralelo, prepara un plan de respaldo; este demuestra que estás dispuesto a explorar soluciones viables, a la vez que marca límites claros. Estarás preparado para lo que suceda y tendrás un mayor control sobre la negociación porque no estarás limitado a una única opción. Podrás tomar decisiones informadas de acuerdo con tus objetivos comerciales y retirarte si las necesidades empresariales no pueden ser satisfechas. De este modo, evitarás cerrar un acuerdo por presión, ya que tendrás otra opción esperándote. Retirarte de una negociación no es lo ideal, pero es el mejor camino a seguir cuando la integridad y la reputación empresarial están en juego.

9. Negocia los términos de pago que se adecúen a ambas partes

Entre las técnicas efectivas de negociación con proveedores, deberías considerar la búsqueda de un sistema de pagos que se ajuste a las necesidades de tu negocio, pero también del proveedor. El objetivo es alcanzar un acuerdo sobre los términos y las fechas de pago que funcionen tanto para tu flujo de efectivo como para el de tu contraparte. Al fin y al cabo, un proveedor satisfecho trabajará motivado y de manera más eficiente, repercutiendo positivamente en tu empresa.

A la hora de discutir estas condiciones, deberías entender los plazos de cobro habituales, los costos operativos y toda consideración financiera relevante sobre la rutina del proveedor. La gestión de expectativas de proveedores implica un entendimiento profundo de las circunstancias y, también, un interés real por encontrar un punto medio. Explica los motivos detrás de tus preferencias en términos de plazos y modo de pago; y escucha atentamente las preocupaciones del proveedor. Considera opciones de pago que se ajusten a sus necesidades, como los pagos escalonados o términos que se alineen con sus ciclos operativos. Llega a un acuerdo que beneficie a ambas partes y documéntalo.

10. Revisa y renegocia los contratos regularmente para mantenerlos alineados al mercado y las necesidades de tu empresa

El último de los enfoques de negociación ganar-ganar con proveedores que deseamos abordar es la evaluación y la renegociación regular. Esta práctica garantiza que los acuerdos se mantengan actualizados frente a las cambiantes necesidades del mercado. En un mundo en continua evolución, es imposible negociar con proveedores y mantener dichos contratos de manera inamovible. Debes asegurarte de que cada uno de ellos responde realmente al mercado y las necesidades de tu negocio. Asimismo, se trata de una manera de cuidar la relación con tu proveedor, ya que te permite ajustar las condiciones de manera beneficiosa para ambos.

A este fin, define indicadores clave de rendimiento (KPI) que te sirvan de referencia para evaluar los contratos. Monitorea el mercado, para evaluar riesgos y oportunidades. Comunícate regularmente con los diferentes proveedores y explora nuevas necesidades y expectativas. En caso de requerir modificaciones, adopta un enfoque colaborativo para negociar con tus proveedores. La idea es minimizar los conflictos y reforzar la relación con acuerdos equitativos. Si no se pudiese, deberías contar con una condición de salida debidamente detallada en el contrato para evitar complicaciones.

Negociar con proveedores para lograr el éxito a largo plazo

Al trabajar regularmente en la comunicación, la colaboración y la comprensión mutua, puedes cimentar la construcción de relaciones sólidas con tus proveedores, optimizando los términos y las condiciones de manera tal que ambas partes estén satisfechas.

Tu habilidad para negociar no solo impactará positivamente en los costos, sino que también fortalecerá las asociaciones con los proveedores y contribuirá a una gestión más eficaz de las necesidades de tu empresa. Pon en práctica las estrategias desarrolladas e impulsa la negociación eficaz dentro de tu compañía.

  

¿Buscas una herramienta para trabajar con las negociaciones?    

   Prueba gratis Bitrix24   

FAQ

¿Qué es la negociación con proveedores?

La negociación con proveedores es un proceso estratégico mediante el cual dos empresas buscan llegar a acuerdos beneficiosos tanto en términos económicos como contractuales para asegurar la compra-venta de servicios o productos.

¿Cuáles son los elementos clave de una negociación exitosa con proveedores?

Los elementos clave de una negociación exitosa con proveedores son los siguientes:

  • Investigar al proveedor y buscar puntos en común.
  • Construir relaciones sólidas.
  • Comunicar efectivamente las necesidades y expectativas.
  • Analizar el valor total del acuerdo.
  • Ser flexibles.
  • Negociar con el volumen.
  • Conocer las condiciones y tendencias del mercado.
  • Tener un plan alternativo.
  • Buscar consenso en cuanto a términos de pago.
  • Analizar y modificar contratos.
¿Cómo pueden las empresas prepararse para negociaciones efectivas con proveedores?

Las empresas pueden prepararse para negociaciones efectivas con proveedores al llevar a cabo exhaustivas investigaciones del proveedor y el mercado, para buscar acuerdos justos para ambas partes. La información fehaciente colabora a encontrar soluciones mutuamente beneficiosas.

¿Cuáles son los errores comunes a evitar en las negociaciones con proveedores?

Los errores comunes a evitar en las negociaciones con proveedores son:

  • Falta de preparación: no investigar lo suficiente sobre el proveedor o el mercado.
  • No establecer objetivos claros: no definir qué se espera lograr en la negociación.
  • Ignorar el valor de la relación a largo plazo: centrarse solo en ganancias a corto plazo.
  • Falta de flexibilidad: no estar dispuesto a adaptarse o hacer concesiones.
  • Comunicación deficiente: no ser claro o directo en las expectativas y necesidades.
  • Desconocer el costo total: no considerar todos los costos asociados, como logística o mantenimiento.
  • Descuidar el aspecto legal: no revisar adecuadamente los contratos o términos legales.
Lo Más Destacado
10 consejos profesionales sobre cómo tratar con compañeros de trabajo difíciles
10 mejores programas de contabilidad para pequeñas empresas
Las 10 mejores alternativas a Canva con plantillas para tus diseños
10 Herramientas esenciales para la gestión del tiempo
¿Qué es un plan de contingencia? 7 pasos para una planificación de contingencia sólida para tu empresa
Contenido
1. Investiga y entiende el negocio de cada proveedor para encontrar puntos en común 2. Invierte tiempo en la construcción de relaciones sólidas con proveedores 3. Sé claro sobre tus expectativas y requisitos para evitar malentendidos 4. Analiza el valor total que te brinda el acuerdo y no solamente el precio 5. Sé flexible y abierto para cerrar una negociación que sea mutuamente beneficiosa 6. Aprovecha el volumen para negociar con proveedores descuentos o mejores términos 7. Mantente informado sobre las condiciones actuales del mercado para negociar términos justos y competitivos 8. Prepara un plan de respaldo en caso de no ver satisfechas tus necesidades 9. Negocia los términos de pago que se adecúen a ambas partes 10. Revisa y renegocia los contratos regularmente para mantenerlos alineados al mercado y las necesidades de tu empresa Negociar con proveedores para lograr el éxito a largo plazo FAQ

Free. Unlimited. Online.

Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.

Empezar gratis
También te puede interesar
Marketing efectivo: ¿Cómo crear contenido para clientes fieles?
Marketing efectivo: ¿Cómo crear contenido para clientes fieles?
18 min de lectura
¿Qué es un perfil de cliente?
¿Qué es un perfil de cliente?
18 min de lectura
Marketing de correo electrónico: Una de las herramientas más poderosas del 2023
Marketing de correo electrónico: Una de las herramientas más poderosas del 2023
15 min de lectura